Como ya sabemos, la designación anual de Mayordomos de la Virgen de Piedrasantas la realiza el Ayuntamiento en una sesión del Pleno. Siempre ha sido así, que se sepa, y nunca la Iglesia ha reclamado tal deber, que conozcamos.

Aunque, lo que sí sabemos es que una vez hubo un párroco que se interesó por este tema. Y no solo eso, también tenía en mente que cualquier vecino de Pedroche pudiera tener este cargo. Recordemos que hasta 1982 la elección de Mayordomos se realizaba entre los miembros de la Corporación Municipal.

Pero, ¿cuándo fue tal atrevimiento? Pues en 1971, y el atrevido fue Rodrigo Cota González, párroco de El Salvador hasta 1974.

Parece ser que el sábado, 28 de agosto, y el domingo, día 29, durante las distintas misas, el párroco dijo que la Iglesia debería ser quien designe a los Mayordomos, y que estos deberían ser cualquier vecino de Pedroche.

Y parece ser que esto enfadó al Ayuntamiento, tanto que convocó una sesión del Pleno extraordinaria con un único punto, plantear el problema y dar una contestación rápida. La respuesta fue sencilla, no renunciar al nombramiento de los Mayordomos.

La crisis se disipó, la tradición manda, la Iglesia nada tiene que hacer en la elección de Mayordomos de la Virgen de Piedrasantas.

Leemos la sesión extraordinaria celebrada el 30 de agosto de 1971, siendo alcalde Pedro Tirado Moreno:

Manifiesta la Presidencia, que había sido informado, que por el Sr. Cura Párroco de esta villa, en la Santa Misa, del sábado a la noche y domingo por la tarde se hicieron manifestaciones públicas, un tanto molestas para este Ayuntamiento, relacionadas con el nombramiento de Hermanos Mayores de la Patrona de esta villa Nuestra Sra. de Piedrasantas, derecho que por tradición estima, esta Presidencia corresponde al Ayuntamiento, y del cual hasta el día de la fecha no ha renunciado al mismo.

Dijo entre otras cosas, que era la Iglesia la que tenía la última palabra en relación con el asunto que nos ocupa, haciendo un ofrecimiento al vecindario en general para el que quisiera ser Hermano Mayor de la Virgen, pasara por su domicilio a comunicárselo, extrañando a esta Alcaldía tal decisión, toda vez que de tiempo inmemorial el Ayuntamiento se hizo cargo de esta distinción que ha llegado hasta nosotros, lo prueba el hecho de que ya en el presente año se tenían nombrados Hermanos Mayores, que por circunstancias especiales correspondió al propio Ayuntamiento.

Sigue la Presidencia manifestando que ponía estos hechos, conocidos de algunos Sres. de la Corporación, en conocimiento de los asistentes, para que a la vista de los mismos, el Ayuntamiento adopte el acuerdo que proceda.

El Ayuntamiento, Pleno, informado sobre el particular y tras amplia deliberación acuerda por unanimidad:

Primero.- No renunciar al derecho que por tradición le corresponde, y seguir nombrando Hermanos Mayores de Nuestra Excelsa Patrona, y organizar la Romería de los “Piostros” como cada año se ha venido realizando.

Segundo.- Inhibirse totalmente, como es lógico, de la cuestión religiosa y sea la Parroquia la encargada de organizar, cuantas novenas, misas, sermones, etc. estime convenientes, quedando el Ayuntamiento relevado de sufragar cualquier gasto que por este concepto pudiera producirse.

Tercero.- Que se remita copia certificada de este acuerdo, en atenta comunicación, para su debido conocimiento, al Sr. Cura Párroco de esta villa.

Quizás las dudas del párroco surgieron al ver que ese año la mayordomía recaía en el Ayuntamiento como institución y no en ninguna persona en concreto. Las causas de este hecho las vemos en el acta de la sesión extraordinaria celebrada el 9 de agosto de 1971, donde tuvo lugar dicho nombramiento:

Seguidamente manifiesta la Presidencia que como ya se hacía constar en la cédula de convocatoria, el objeto de la presente reunión no era otro que el de proceder al nombramiento de Hermanos Mayores de Nuestra Excelsa Patrona María Santísima de Piedrasantas, como anualmente se viene verificando según costumbre tradicional que se remonta a épocas remotas, ya que están próximas las fiestas anuales que se celebran en su honor.

Ya es sabido de todos que estos Hermanos Mayores eran nombrados del propio seno del Ayuntamiento, pero dadas las circunstancias especiales que concurren en el presente año, toda vez que uno de los Sres. Concejales que debía servir la Virgen en el presente año, está muy reciente el fallecimiento de su padre y otro tiene los familiares ausentes, el Ayuntamiento velando por que esta tradición se conserve hasta que sea posible, acuerda por unanimidad sea el Ayuntamiento el encargado de servir la Virgen en las próximas fiestas que se avecinan.

Así que, la tradición continúa.

Pedro de la Fuente Serrano
Pedroche, 14 de agosto de 2018


[Cualquier información/consulta/etc. que nos quiera hacer llegar puede enviárnosla a pedrodelafuenteserrano@gmail.com]